• Arturo Sosa

Susanita andaba de toque…

–Uuuuuy… ¡qué rico! –dijo Susanita sin pensarlo.

Por un momento vio el cielo estallar en mil colores y se olvidó de todo.

Loquita.

–Uuuuuuy…–volvió a decir, esta vez casi gritando.

Y es que esa noche, Susanita andaba de toque.

Hacía tiempo que no andaba así…. de veras.

Ella que ya era una mujer hecha y derecha, madura, conocedora y centrada, no era de esas que con la primera de cambio se iba a ir así, rapidito, sin paracaídas. No, ni que anduviera urgida y necesitada, pero bueno, con esta pandemia, todo había escaseado… todo.

Hasta eso.

La verdad es que llevaba meses, meses, sin probar nada. Nada que valiera la pena, que conste. Menos que la atendieran bien, full, como ella se merecía.

Pero esa noche, todo había cambiado. ¡Por fin!

Sí, es que solo fue cosa de que viera a ese hombre, a ese hombre que se lo estaba ofreciendo, y pensó: “Hoy si Papá…te fuiste Tajadita”.

Y se fue.

Aunque claro, nunca pensó que iba a ser así de rápido…sí, estaba caliente, súper caliente, pero púchica…

Sinceramente, andaba de toque.

Apenas sintió el llamado de la selva, ese no sé qué, que sube y baja, que entonces fue de arrimarse y pedírselo “de unso”, como dicen los chavos. Sin pena… (afortunadamente esa noche había dejado la pena en casa).

Es más, sin pena ni mascarilla, by the way.

De hecho, cuando el hombre le preguntó si necesitaba gel, solo le contestó: –¿Cuaaál gel?

–Se levanta la veda –dijo Susanita para sus adentros, apenas comenzó.

Esa mujer estaba contenta.

Plena.

Feliz.

No le cabía tanta felicidad.

Hacía un montón de tiempo que Susanita no se comía en un puesto de la calle una (favor rellenar el espacio) tan caliente.

Y es que esa noche, Susanita andaba de toque.

Uuuuuuy…

3 views0 comments

Recent Posts

See All

Cuestionario para Vacunación COVID-19

A todos los compatriotas enlistados en la nueva DNI y que se encuentran como toda la tropa, como cualquier indio, en espera de su vacuna, se les pide leer en voz alta, y con emoción, las siguientes fr

Mire usted, a mi no me gusta el chisme, pero...

No sé cómo lo supo, quién le chismeó o si fue que simplemente se las olió, pero cierto es que don Augusto Constantino Coello lo dejó ir a quemarropa: “India virgen que hermosa dormías...” Mire usted.

Requisito para la nueva, nueva tarjeta de identidad

Por este medio, el Suscrito pone a disposición de los amables compatriotas, gracias a un servicio público del Registro Nacional, el nuevo examen obligatorio como paso previo a la obtención de la nueva