• Arturo Sosa

Laelia anceps



Laelia anceps


Durante mil años, el Fuego Sagrado de la antigua Roma, símbolo del bienestar del estado, fue mantenido encendido por las sacerdotisas de la Diosa Vesta, una de las tres diosas vírgenes del Olimpo. Ella presidía sobre el fuego del hogar que mantenía unidad, fuerte a la familia y de allí su importancia en la simbología política y social del gran imperio romano.


Las sacerdotisas, llamadas Vírgenes Vestales, eran niñas escogidas cuidadosamente entre las más perfectas de la gran urbe y cumplían un servicio de treinta años; después podían retirarse y casarse. Eran figuras públicas respetadas y veneradas por toda Roma.


En honor a su belleza y perfección, el género Laelia lleva el nombre de una de las Vírgenes Vestales.


En México esta orquídea epífita es llamada Lirio de Todos los Santos y es una flor fundamental en el ornamento de celebración del Día del Muerto; básicamente por su color morado (el más predominante en la especie) que se asocia con el luto en la tradición católica.


La Laelia anceps se distribuye en México y muy rararamente en Guatemala y Honduras.



Imagen No. 16

Circa 2003


1 view0 comments

Recent Posts

See All