• Arturo Sosa

La estela más antigua



Este es uno de los monumentos más antiguos que se conoce de Copán.


La obra fue dedicada por K' inich Popol Hol, hijo del fundador y segundo gobernante de la dinastía, para celebrar el final del período 9.0.0.0.0., el cual terminó el 9 de diciembre del año 435 d.C.


Es muy posible que la estela 63 haya sido ordenada por el padre, terminada por el hijo, y podría atestiguar para las siguientes generaciones que la sucesión del poder había sido efectuada con éxito, al igual que los eventos históricos que marcaban el final del baktun.


Está compuesta únicamente de finos textos glificos tallados y se vuelve notable la diferencia en técnica y belleza, cuando se le compara con las estelas tridimensionales que se hicieron doscientos o más años después.



Más importante es el hecho que esta estela con sus textos, junto a otras obras también construidas por el hijo, iniciarían un culto a su padre K´ínich Yax K´uk´ Mo que se extendería por cientos de años más y serviría para validar el derecho familiar de los futuros herederos a la sucesión al trono, mediante línea directa.


He ahí un ejemplo de la vital importancia política que tenían la escritura, la escultura y la arquitectura para la clase gobernante de Copán: era gente culta. De ahí su perfeccionamiento estético que llevó la ciudad a la cumbre artística.


Esta estela se puede ver en el patio interior del Museo Digital de Copán.


Proyecto personal de documentación: Ox Witik: reyes y dioses de Copán.

2016-2018


132 views0 comments

Recent Posts

See All