• Arturo Sosa

El Negro



Vestido siempre con ropa negra y oculto tras una máscara hecha con piel de animal, el Negro es un personaje insolente, atrevido, que molesta e interrumpe constantemente el simbólico ritual de paz y amistad que celebran los representantes de la Villa de Gracias y los aldeanos de Mejicapa, en la colonial ciudad de Gracias, departamento de Lempira, Honduras.


Este ritual, llamado Guancasco, se celebra anualmente en los meses de diciembre y enero, representa un pacto de amistad entre estos dos pueblos, manifestándose en la visita recíproca de sus santos patrones religiosos; la Virgen de Santa Lucía de Mejicapa y San Sebastián, de Gracias.


Originalmente era una costumbre prehispánica que, con la llegada de los conquistadores, se transformó en un reflejo del sincretismo religioso de dos culturas diferentes, empujado por los intereses económicos y políticos de los recién llegados al continente.

El Guancasco entre Gracias y Mejicapa tiene otros personajes como El Monarca, El Capitán, danzantes y curiosamente, también una niña siempre muy bonita, ricamente ataviada con brillos y espejuelos que toma el nombre de La Malinche.


Historias cortas de un país muy grande; el mejor del mundo.


5 views0 comments

Recent Posts

See All